lunes, 25 de febrero de 2008

El Trabajo en Red marcó el año del Tren-Hospital ALMA




El Trabajo en Red con voluntarios, hospitales, Organizaciones del Sector Social (OSC) y empresas fue parte de la actividad desplegada durante todo el año 2007 por la Fundación ALMA, a través del Tren-Hospital para Chicos. Cinco provincias, ocho poblados de zona rural, más de 1500 chicos atendidos y miles de kilómetros recorridos es el resultado de una actividad que involucra esfuerzos de coordinación y muchas horas de trabajo para estar presentes, con atención primaria de la salud y educación sanitaria en donde hace falta, aquellas localidades que no tienen servicios médicos pediátricos permanentes.
En el primer semestre de 2007, Fundación ALMA se vio forzada a alterar el cronograma establecido y postergar hasta mayo la primera salida del año debido a las inundaciones de marzo y abril que afectaron la circulación del servicio ferroviario del cual depende la movilidad del Tren-Hospital para Chicos. Además, en 2007, se realizó una actualización del material rodante en los talleres ferroviarios de Córdoba donde se llevaron a cabo tareas parciales de mantenimiento (tren rodante y frenos), a cargo de la Sociedad Operadora de Emergencia S.A. (SOE), responsable del gerenciamiento del FF.CC. Belgrano Cargas.





La atención médica

La zona rural, área de acción principal del Tren ALMA, con sus viviendas de adobe y sus pisos de tierra y techos de chapa, es la que presenta las mayores dificultades para la salud y el desarrollo de la infancia. El entorno social que rodea la vida de los chicos es, en muchos casos, de desocupación, familias numerosas, y hacinamiento, entre otras características. La atención médica que reciben los niños es completa, algo no habitual en la zona. Todos los chicos ingresan a la consulta acompañados de sus padres o por un adulto responsable. El Equipo de Salud atendió casos relacionados con dolencias respiratorias, pediculosis, desnutrición y malnutrición, chicos obesos o con sobrepeso, y afecciones de la piel. Además, a lo largo del año se observaron, en menor cantidad, problemas auditivos, traumatológicos, y oculares.
Por primera vez en casi treinta años, el Tren-Hospital realizó una prueba piloto extendiendo la atención de los 14 hasta los 18 años.
En el viaje realizado a la provincia de Jujuy, en noviembre, el número de atenciones realizadas en esa franja de edades alcanzó al siete por ciento del total de los pacientes atendidos en esa oportunidad.
También se realizaron derivaciones a hospitales provinciales por casos que requerían tratamientos especializados.




Voluntariado

La convocatoria de los profesionales voluntarios que integran el Equipo de Salud se realiza a través de la red de contactos de la Fundación ALMA en el sistema de hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires; a través del testimonio personal de voluntarios con la experiencia de viaje; y mediante la convocatoria pública desde los medios masivos de comunicación. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, durante 2007 viajaron profesionales del Hospital Alvarez. Entre ellos, los denominados médicos de familia, que aportaron una visión complementaria a la de los pediatras. Si bien la mayoría de los voluntarios habita en el área metropolitana Buenos Aires, se sumaron profesionales del interior bonaerense (San Nicolás, Mar del Plata) y de otras provincias ( Mendoza, San Luis), convirtiendo al Tren ALMA en una experiencia solidaria verdaderamente federal, integradora de todas las regiones argentinas.


Material educativo

Como parte del Trabajo en Red, los voluntarios del Tren-Hospital ALMA distribuyeron libros de prevención editados por el departamento de Programas y Publicaciones infantiles de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI), además de kits de juegos. También comenzó la distribución del libro y el CD “Cosas en Común”, proyecto que fue desarrollado por Mil Milenios de Paz, UNICEF y la Asociación Argentina para la Infancia, pensado para la reflexión desde la infancia y para la infancia, promoviendo una visión integral de los derechos y responsabilidades de los chicos. Además, las revistas Imaginá, de la organización Idealistas.org, y Compinches llegaron de la mano del Tren ALMA. La acción solidaria también moviliza a todos los ámbitos y sectores de la comunidad, como el ejemplo de los integrantes de la Asociación Vecinal Copello, de Capital, que unieron su esfuerzo para recolectar ropa para bebés, que fue entregada en el último viaje.





Acciones de Responsabilidad Social

Durante todo el año 2007, Laboratorios BAGO colaboró donando los medicamentos para el Tren-Hospital para Chicos de la Fundación ALMA. Este laboratorio nacional renovó su compromiso para el ciclo de viajes solidarios 2008.


Fundación Macro acompañó la labor solidaria de ALMA apoyando los viajes del Tren-Hospital realizados en octubre y noviembre, hacia Salta y Jujuy. Fundación Macro tiene como misión acompañar el crecimiento social, cultural y económico de las Comunidades donde se desempeña el Banco. Busca impulsar Proyectos sustentables que fomenten la cultura del trabajo y despierten un espíritu de Responsabilidad Solidaria Activa.

Durante el último viaje de 2007 a Jujuy, empleados voluntarios de la sucursal MAPFRE (Ciudad de Jujuy) brindaron una merienda para los chicos que asistieron al Tren.

Clorox, dentro del marco de su Campaña “Más Amor Menos Enfermedades”, de Ayudín, acompañó el viaje a Jujuy con insumos para los médicos, lavandinas y aerosoles.


Aeropuertos Argentina 2000 también se sumó durante el año pasado para que ALMA continúe desarrollando los viajes al norte argentino.



Premio “Una Manera de Vivir 2007”

El Grupo Asegurador La Segunda otorgó la Distinción Una Manera de Vivir 2007 a la Fundación ALMA y al Tren-Hospital para Chicos.
La entrega del Premio se realizó a fines de diciembre pasado, en el marco del Concierto Cantemos la Navidad, organizado por La Segunda, con la participación del Conjunto ProMúsica de Rosario, en el atrio de la Catedral de San Isidro.
Esta distinción destaca a personas o instituciones que, por su tarea a favor de la comunidad, se convierte en un ejemplo de vida. El Premio consistió en una placa y dinero para continuar la misión.